Don quijote de la Mancha

domingo, 20 de febrero de 2011

4) La obra de El Quijote

·  Resumen del argumento
El argumento de la obra del Quijote trate sobre: Alonso Quijano, al que sus vecinos llamaban "el bueno" es el protagonista, un hombre que influido por la moda de su tiempo, lee todas las novelas de caballerías que circulan por el mundo literario de la época, hasta el punto de perder el juicio porque el insomnio le daña el cerebro. Con tanta lectura e influido por las mil y una hazañas de sus héroes, sale al mundo en busca de aventuras a la vez que podrá imponer justicia tal como mandan las normas que rigen las órdenes de caballeros andantes como Amadís de Gaula: deshacer entuertos, proteger a los débiles, destruir la maldad y merecer el amor de su amada Dulcinea, la real Aldonza Lorenzo, criada a la que él ha idealizado.
Con unas armas absurdas y su caballo Rocinante sale por las llanuras de La Mancha, concretamente los campos de Montiel y en una venta se hace armar caballero para regocijo del ventero y las mozas del mesón. En sus andanzas de este primer viaje recibirá una gran paliza por parte de unos mercaderes; pero un conocido lo recoge y lo lleva a su aldea donde se repone.
Una vez repuesto toma un escudero, Sancho, un hombre del pueblo, con un gran hondura humana, primaria, mezcla de egoismo y de bondad y de admiración hacia su señor. Con él emprende , el "viaje iniciático" en el que irán surgiendo una aventura tras otra y así, de los libros de caballerías pasamos sin interrupción a episodios realistas muchos de los cuales tienen bastante que ver con la picaresca conformando verdaderos capítulos de dicho género.
Es en esta segunda salida cuando nos encontraremos en Criptana y, al unirse las dos figuras es cuando se produce la fórmula maravillosa de realidad-fantasía y Cervantes va creando aventuras conforme escribe. Es el momento de la lucha contra los gigantes-molinos o la batalla de los rebaños de carneros. También en este segundo viaje unos criminales, a los que Don Quijote ha dado la libertad, le apedrearán y dejarán maltrecho; pero de nuevo vuelve a su aldea porque sus amigos, el Canónigo y el Barbero, por medio de engaños consiguen meterlo en una jaula y de esta manera lo llevan al pueblo donde los vecinos se burlan de él.
En la segunda parte del Quijote, que Cervantes publicó en 1615, de nuevo vemos al protagonista iniciar una nueva salida acompañado por Sancho. En sus correrías llegarán a Aragón donde conocen a los Duques que envían a Sancho de gobernador a Barataria, pero Sancho se cansa y de nuevo va en busca de su amo y juntos llegan a Barcelona donde Don quijote es derrotado por el Caballero de la Luna Blanca que no es otro que Sansón Carrasco, amigo del protagonista y que le impone como castigo a haber perdido la lucha el regresar a su tierra. Así lo hace y derrotado y enfermo muere no sin antes recobrar la cordura.
·  Estructura de la obra        

La estructura del libro se articula del siguiente modo. La primera parte cuenta con 52 capítulos. En ellos asistimos a dos salidas del hidalgo: en la primera, se hace armar caballero en una venta que él cree ser castillo, se enfrenta a Juan Aldudo y a unos mercaderes toledanos y resulta molido a golpes, tras lo cual, un labriego lo devuelve a su aldea. Allí convence a Sancho para que sea su escudero. En la segunda salida viven ambos varias aventuras (la de los molinos de viento que don Quijote confunde con gigantes, los monjes que llevan encantada a una dama, los condenados a galeras...; por último, el cura y el barbero consiguen traer a casa al hidalgo con engaños y metido en una jaula. La segunda parte abarca 74 capítulos, en los cuales tiene lugar la tercera y última salida de don Quijote; entre otros episodios, destacan el duelo con el Caballero de los Espejos (Sansón Carrasco), la compañía de don Diego de Miranda, las bodas de Camacho, la cueva de Montesinos, Clavileño, Sancho Panza gobernador... Finalmente, Sansón Carrasco, que le ha seguido hasta las playas de Barcelona, le vuelve a retar bajo el disfraz esta vez del Caballero de la Blanca Luna y lo vence. Según lo pactado, regresa a casa. Y gravemente enfermo, muere, tras recobrar la cordura.
       
·   Los personajes protagonistas: Don Quijote y Sancho Panza 
Los personajes principales de la obra, en torno a los cuales los demás forman el marco, son Don Quijote y Sancho Panza. El primero es un loco, y su locura es la base de la novela, que se inicia cuando aquella se manifiesta y acaba cuando el protagonista recobra la razón. En la primera parte, don Quijote cambia la realidad que se le ofrece ante los ojos acomodándola a sus fantasías.
La figura de Sancho resulta de vital importancia: Por un lado, sirve para dar pie al diálogo,ya que las conversaciones entre don Quijote y Sancho son uno de los mayores atractivos de la novela. Por otro lado, es el pretexto para mostrar dos personalidades muy diferente: Sancho es una persona simple, ruda y glotona y Don Quijote es la extravagancia personalizada. En la primera parte, Sancho aparece como la persona encargada de hacerle ver a Don Quijote que sus fantasías no son reales, sin embargo, en el transcurso de la novela, Sancho va enloqueciendo y participando en esas fantasías.
La segunda parte del Quijote ofrece aspectos muy distintos a los anteriores. El héroe sigue creyendo que se halla en el mundo de los caballeros andantes, pero ahora no cambia la realidad; son los que lo rodean quienes, engañándole, le hacen ver un mundo de fantasía, como la burla de los duques, que trastorna incluso a Sancho. En su búsqueda de aventuras, primero las creó su imaginación, luego fueron los engaños de otros, y cuando aparece la posibilidad de la aventura real, en Cataluña, con una cuadrilla de forajidos y un bergatín turco, don Quijote se muestra desinteresado. Tan sólo al final, tras ser vencido por el caballero de la Blanca Luna, comprende don Quijote, derrotado física y espiritualmente, el engaño en que había vivido.
Un gran valor de la novela de Cervantes es la creación de la pareja protagonista. La interpretación de estos personajes ha sido muy variada, pues en cada época se ha hecho una lectura diferente. En general, se ha visto en ellos la antítesi entre locura y cordura, entre idealismo utópico y materialismo realista. Sin embargo, como en otros aspectos de la novela, los matices dominan en la caracterización psicológica de los personajes.
-La Personalidad de Don Quijote


Don Quijote constituye el modelo del hombre noble, idealista y bondadoso, pero  enajenado en todo lo referente al mundo caballeresco.                                                             La causa principal de la locura de Alonso Quijano es, sin duda, la literatura. Pero esta locura no es como otras, ya que la mayoría de las veces razona perfectamente, incluso, dentro de sus fantasías, afirma y niega de forma coherente.Lo que deja claro que Don Quijote no sufre una locura realmente, sino un caso de sustitución de lo real por medio de su propia voluntad: Todo lo que ve lo convierte en una razón para hacer su voluntad. Desde esta perspectiva, Don Quijote no esta loco sino que se encuentra en una búsqueda desesperada por vivir la vida que deseaba,una búsqueda por la cual en varias ocasiones estuvo dispuesto a perder la vida.
Alonso Quijano por la biblioteca que posee y por la infinidad de libros que ha leido sabe perfectamente que la palabra es la clave del mundo: No se puede conocer el mundo sino a través del lenguaje que lo nombra. De esta manera, variar el nombre, es también cambiar la realidad. Por ello durante algunos días se entregó a la tarea de buscar un nombre adecuado para su rocín, para él y para su amada. Bautizar a un caballo viejo y escuálido como Rocinante, bautizarse a sí mismo como Don Quijote de La Mancha, a la manera de Amadís y Lanzarote, y bautizar a una humilde moza como Dulcinea del Toboso, es para él como transformar el mundo.
Durante su primera salida Don Quijote aprende que es necesaria la existencia de un "otro", no sólo para aliviar lo absurdo de un continuo monólogo, sino porque es la única forma de que sus hazañas perduren y se conozcan de manera verdadera. He ahí la importancia de Sancho Panza para Don Quijote.
-La Personalidad de Sancho Panza


Sancho Panza representa al hombre llano, con una enorme sabiduría popular; práctico y materialista. Pero al mismo tiempo es crédulo y, a lo largo de la obra, sufre un proceso de quijotización; por eso propone a su amo, ya moribundo, imitar el estilo de vida de los pastores literarios. Uno de los mayores aciertos del Quijote es el lenguaje de Sancho Panza: un lenguaje vivo, popular y salpicado de abundantes refranes.
Sancho entra en escena para entablar el diálogo y para poder efectuar un contraste con Don Quijote:el escudero es el encargado de dar testimonio de las hazañas de su amo además de compartirlas con él. Sin embargo, Sancho no es parte pasiva de la obra, él forma parte de la vida de Don Quijote de manera activa, llegando incluso a protagonizar de manera individual algunos pasajes de la obra, como por ejemplo, cuando Sancho es nombrado gobernador de una ínsula.
Sancho comienza en la obra como alguien resignado a su monótona vida, sin embargo, al salir con Don Quijote, comienza a gustarle esta otra vida llena de fantasías que éste lleva, hasta tal punto que Sancho también comienza a vivir la vida que siempre quiso tener y es justo en el final de la obra cuando se muestra más angustiado por tener que volver con su esposa, hijos y a su antiguo trabajo; pero se da cuenta de que debe resignarse pues no puede escapar de la vida que le ha tocado.
·   Las novelas dentro de la novela
El Quijote recrea y parodia el mundo de los libros de caballerías. En la obra, además, aparecen casi todos los tipos de novela renacentista mediante las narraciones intercaladas, técnica muy habitual en la novela pastoril y en la novela bizantina. Así pues, encontramos dentro del Quijote relatos pastoriles ( historia de Marcela y Grisóstomo); moriscos (narración del capitán cautivo), y picarescos (episodio de Ginés de Pasamonte)
Lo nuevo de la primera parte del Quijote es que refleja simultáneamente el mundo real y el imaginario-literario, pero lo más inédito se da en la segunda parte, cuando aparecen personajes que conocen a don Quijote porque han leído sus aventuras de la primera parte. Todo ello da una nueva dimensión a la narrativa cervantina.
·   El narrador
-       Multiplicidad de narradores
Esta multiplicidad de narradores confiere a la obra un mayor perspectivismo y facilita el conocimiento de los pensamientos de los personajes. En el Quijote intervienen como narradores:
§  Cide Hamete Benengeli
§  El traductor morisco
§  El autor implícito
§  Los propios personajes como narradores de sus historias
El autor implícito no es omnisciente ya que sólo conoce lo que se encuentra en el manuscrito de Cide Hamete Benengeli. Pese a su aparente objetividad, valora subjetivamente la acción e incluso interviene como personaje cuando, después de la aventura del vizcaíno cuenta una historia propia, que nada tiene que ver con la historia de Don Quijote.
-       Uso de los tiempos verbales
El pretérito perfecto simple es la forma más utilizada en la narración, pero también aparece el pretérito imperfecto que se suele utilizar en la descripción. Por otra parte, el presente es la forma utilizada ordinariamente en los diálogos.
En general se distinguen cuatro tipos de narradores:
§  narrador omnisciente en tercera persona
§  narrador testigo (puede no participar o participar de forma secundaria)
§  narrador protagonista en primera persona
§  narrador en primera persona (aunque este un caso bastante infrecuente)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada